Teléfonot: +1 941-391-6433 | This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
11 Oct
Posted by carlosmor

Distopía 

Muy pocas cosas llaman mi atención por considerarlas triviales o con muy poco fundamento o que puedan ser útil a mi conocimiento, pero no las descarto puesto que creo que en todo hay una enseñanza. Pero de vez en cuando una palabra se cruza, en lo que yo llamo revelación personal diaria, que me intriga y activa el instinto de indague de mi curiosa naturaleza.
De acuerdo con el diccionario el término distopía es el que designa un mundo imaginario, recreado en la literatura o el cine, y que se considera indeseable. También es el término opuesto a Utopía, lo cual quiere decir un lugar ideal donde todo es perfecto, también imaginario.
Leyendo un artículo acerca de la hecatombe en Puerto Rico tras el embate furioso del huracán Maria, me crucé con la palabra distopía donde el escritor describía lo que sus ojos veían como la nueva realidad de la isla como una “Distopía futura” o en inglés, “Dystopian Future”.
Palabras de muerte y no de vida, fantasía, palabra ociosa sin fruto determinado. Esto me lleva al plan perfecto de Dios, Yo se los planes que tengo para ti,

Jeremías 29:11
11 Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.
Hay algo que está constantemente en la mente de Dios concerniente a nuestro bienestar. Las palabras que salen de la boca de Dios nunca serán ociosas, sino que inspirarán un futuro mejor. No puedo imaginarme a Puerto Rico, ni a ningún otro lugar que haya sido expuesto a una catástrofe de esta o cualquier otra magnitud que no sea restaurada a su estado original o aún mejor que el anterior. Este pensamiento que tiene Jehová no se dirige hacia unos pocos, sino a los confines de la tierra. Dios no se place en la catástrofe, en la pobreza o en el dolor. Dios es un Dios de restauración y que se compadece del que sufre.

Las hecatombes no cesarán, las tormentas no cesarán, los fuegos forestales, las guerras, las hambres y pestilencias tampoco, pues son las señales de los últimos tiempos, pero de una cosa estoy segura y es de que mientras seamos habitantes de la tierra, Dios continuará depositando en nosotros la dulzura de su palabra, el cumplimiento de la misma y la restauración a través de ella.
Prefiero escuchar la voz de Dios, prefiero creer que su misericordia será extendida para gloria de su nombre. Prefiero mirar desde el lugar de Dios, y ver como el futuro se desarrolla con vida nueva, hojas nuevas y un pueblo maravillado porque Dios cumplió su palabra.
Porque como descienden de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelven allá sino que riegan la tierra, haciéndola producir y germinar, dando semilla al sembrador y pan al que come, 11así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía sin haber realizado lo que deseo, y logrado el propósito para el cual la envié. 12Porque con alegría saldréis, y con paz seréis conducidos; los montes y las colinas prorrumpirán en gritos de júbilo delante de vosotros, y todos los árboles del campo batirán palmas.… Isaías 55:11
La palabra de Dios no es fantasía, no es un figmento de la imaginación del hombre, es pura y verdadera y aquellos que la conocemos sabemos cómo usarla para que de fruto.
Dios levantará a Puerto Rico, Dios cumplirá su palabra y escuchara el clamor de un pueblo donde justos y pecadores han pasado por la misma desgracia. No temas manada pequeña pues tu Dios no se ha olvidado de ti.

Aida Fuentes, Th.M., Th.Dr.
Pastor General Centro Cristiano El Calvario

 

14 Jun
Posted by carlosmor

El odio es un sentimiento de profunda antipatía, disgusto, aversión, enemistad o repulsión hacia una persona, cosa, o fenómeno, así como el deseo de evitar, limitar o destruir a su objetivo.

Pregunta: "¿Qué dice la Biblia acerca del odio?"

Respuesta: Bíblicamente hablando, hay aspectos positivos y negativos al odio. Es aceptable odiar aquellas cosas que Dios odia; de hecho, esto es una prueba de una posición recta delante de Dios. "Los que amáis a Jehová, aborreced el mal" (Salmo 97:10a). De hecho, cuanto más cercano es nuestro caminar con el Señor y más tenemos comunión con él, más estaremos conscientes del pecado, tanto dentro como fuera. ¿No lloramos y encendemos con enojo cuando el nombre de Dios es calumniado, cuando vemos hipocresía espiritual, cuando vemos incredulidad descarada y comportamiento impío? Cuanto más entendemos los atributos y amamos más el carácter de Dios, más seremos como él y más odiaremos aquellas cosas que son contrarias a su palabra y naturaleza.

Pregunta: "¿Qué dice la Biblia acerca del odio?"

Respuesta: Bíblicamente hablando, hay aspectos positivos y negativos al odio. Es aceptable odiar aquellas cosas que Dios odia; de hecho, esto es una prueba de una posición recta delante de Dios. "Los que amáis a Jehová, aborreced el mal" (Salmo 97:10a). De hecho, cuanto más cercano es nuestro caminar con el Señor y más tenemos comunión con él, más estaremos conscientes del pecado, tanto dentro como fuera. ¿No lloramos y encendemos con enojo cuando el nombre de Dios es calumniado, cuando vemos hipocresía espiritual, cuando vemos incredulidad descarada y comportamiento impío? Cuanto más entendemos los atributos y amamos más el carácter de Dios, más seremos como él y más odiaremos aquellas cosas que son contrarias a su palabra y naturaleza.

Sin embargo, el odio que es negativo seguramente debe ser el que se dirige contra los demás. El Señor menciona el odio en el sermón del monte: "Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio" (Mateo 5:22). El Señor no sólo manda que seamos reconciliados con nuestro hermano antes de ir ante el Señor, sino también que lo hagamos rápidamente (Mateo 5:23-26). El acto del asesinato mismo fue ciertamente condenado, pero el odio es un pecado del “corazón”; y todo acto o pensamiento de odio es un acto de asesinato en los ojos de Dios por el cual la justicia será demandada, posiblemente no en esta vida sino en el juicio final. Tan atroz es la posición del odio ante Dios, que un hombre que odia se dice estar caminando en la oscuridad, en contraposición a la luz (1ª Juan 2:9, 11). La peor situación es la de un hombre que sigue profesando la religión pero permanece en enemistad con su hermano. Las Escrituras declaran que tal persona es un mentiroso (1ª Juan 4:20). Puede engañar a los hombres, pero no a Dios. ¿Cuántos creyentes viven durante años fingiendo que todo está bien, sólo para ser hallado defectuoso porque ellos han guardado enemistad (odio) contra un compañero creyente?

El odio es un veneno que nos destruye desde adentro, produciendo amargura que corroe en nuestros corazones y mentes. Por esta razón las Escrituras nos dicen no permitir que brote una “raíz de amargura" en nuestros corazones (Hebreos 12:15). El odio también destruye el testimonio personal de un cristiano porque le quita la comunión con el Señor y otros creyentes. Seamos cuidadosos de hacer lo que el Señor aconsejó y mantener cuentas claras con todos acerca de todo, no importa cuán pequeño pueda ser, y el Señor será fiel a perdonar, como él ha prometido (1ª Juan 1:9; 2:1).

06 Feb
Posted by carlosmor

¿QUE ES LA IGLESIA?

¿ES UN EDIFICIO CON BANCOS Y VENTANAS PINTADAS, CON UN PIANO Y OTRAS COSAS? 2, 000 ANOS ATRÁS NACIO LA IGLESIA, LA IGLESIA NO FUE CONSTRUIDA POR GENTE FAMOSA, RICA, NI PODEROSA  FUE HECHA POR GENTE COMO TU Y COMO YO, GENTE DE TODOS LOS DIAS, GENTE QUE APASIONADAMENTE CREYO EN EL MENSAJE DE JESUCRISTO. FUE EL PRINCIPIO DE UNA REVOLUCION DE AMOR Y LIBERTAD QUE CAMBIO AL MUNDO PARA SIEMPRE.

Read More